Tres formas de encontrar alegría en tu trabajo y combatir el agotamiento

consejos Apr 21, 2021

Por: Redacción Dr. Vago

Hoy vivimos una situación envuelta de resiliencia, carga de trabajo y cambio continuo. Hoy el médico debe encontrar la confluencia entre el trabajo personal y profesional, calmar preocupaciones y nivelar el estrés ocasionado por la pandemia para lograr la estrechez en la relación médico -paciente. El agotamiento, la impotencia y la preocupación subyacen el diario del médico a través de largas jornadas de trabajo por lo que es imperativo encontrar la manera de aligerar el camino.

Sabemos que puedes estar pasando por momentos difíciles y que has luchado con los sentimientos a flor de piel; sabemos también, que estás exhausto con la carga en tus hombros y de la pesantez de cada pisada por lo que te recordamos la importancia de encontrar la alegría y de no olvidar la razón que te llevo al lugar en donde hoy te plantas. Reflexiona sobre lo que hoy eres, reflejo de tu pasado en combinación con la transformación del presente. Cuestiona y medita los siguientes puntos:

  1. ¿Por qué elegí ser médico, el máximo filántropo de vida?
  2. ¿Qué huella dejé HOY en la vida de mis pacientes? ¿Hubiese mejorado algo o logré mi mejor versión?
  3. A pesar de la carga y el sacrificio, ¿encuentro gratificante ser médico? ¿Hoy te sientes más cerca de quién buscas ser?

Doctor Vago busca acompañarte en la batalla por lo que te dejamos algunas reflexiones de nuestros propios médicos colaboradores y usuarios para continuar en el camino. ¡No estás solo!

Evita el agotamiento (burnout) recordando el “¿por qué elegí ser médico?”

Sabemos que la pregunta rutinaria suele ser ¿por qué Medicina? Respuesta difícil de contestar ya que se sumerge en una cadena de reflexiones y pensamientos desentrañados de una idea fija: “El médico busca el arte en la existencia misma. El estudio de la Medicina radica en la ciencia y en el arte entremezclados para el entendimiento de nuestra propia existencia dentro de un todo. Medicina busca la comprensión de la conducta humana, movimiento de masas y su evolución a través de un espacio y tiempo determinado.” 

Busca recordar la emoción del estudiante de Medicina a través del recuerdo de la fascinación y entrega por algunas de las materias y/o temas impartidos. Encuentra de nuevo esa osadía de enamorarte de las bases del conocimiento y de reconocer la trayectoria y crecimiento de tu aprendizaje. Éstas son algunas de nuestras historias favoritas de “por qué quería ser médico.”

  “Al crecer tuve una amiga cuya hermana tenía epilepsia. Recuerdo que cuando tenía convulsiones todos teníamos mucho miedo y no sabíamos cómo ayudarla. Fue entonces cuando fui a una conferencia que trataba sobre la epilepsia infantil y sobre cómo ayudar a las personas a través de la medicina. Aprendí sobre diferentes tecnologías y ella terminó recibiendo un estimulador del nervio vago que logró ayudarla. Fue realmente inspirador y creo que a partir de ese momento supe que quería ser médico ”. –Dra. Rita Dorantes

“Nunca tuve dudas de que Pediatría era lo que quería estudiar. Tan cliché como suena, me gustan los niños. Pienso, más importante aún, en su energía, su capacidad de recuperación y en el hecho de que no se toman a sí mismos demasiado en serio. Hacen que no me tome demasiado en serio. La mayor parte es felicidad pura incluso cuando los niños están enfermos, su espíritu y su increíble resistencia es una bendición ". –Dr. Alfredo Valentín

"Yo idolatraba a la Dra. Quinn (curandera de un programa de televisión) cuando era niña y siempre quise ser ella cuando creciera". –Dra. Ixel Escamilla

Reflexiona sobre el impacto positivo que tienes en la vida de tus pacientes

Un simple apretón de manos, una palmada de esperanza o simplemente el entendimiento del sufrimiento humano marcarán una huella en la vida del paciente como en la nuestra; logrando así, una confluencia bilateral de bienestar y agradecimiento. El médico busca entablar este tipo de binomio con su paciente para sentirse satisfecho con cada minuto de trabajo que tomó llegar hasta él.

Una relación médico-paciente fundada en dos individuos iguales que buscan el apoyo en gestos y palabras para saberse acompañados y entendidos. Aquí radica la responsabilidad y meta del médico, en el impacto que dejemos en la vida del paciente. Todos recordaremos a ese paciente que marcó nuestro día, que nos enseñó a ser mejores personas o que simplemente fue capaz de mejorar nuestro día a pesar del agotamiento. Al decirte esto, seguramente te pasó ese tipo de paciente por la cabeza, ¿no es cierto?

 “Trabajé en un campamento llamado “Controlando la Diabetes” dedicado a cuidar a niños con problemas relacionados a Diabetes Mellitus tipo 1. Después de pasar todo un verano trabajando ahí, ver tanto la parte difícil e inspiradora y ver los roles que teníamos en la vida de los niños y de sus familias, decidí que quería entrar a la Facultad de medicina ". —Dra. Mariana López

Piensa en lo gratificante que significa “ser médico”

Trata de enfocarte en los detalles que han marcado tu crecimiento profesional y busca soltar aquellos momentos de locura, agotamiento y estrés que han envuelto tu entorno. Recuerda que cada momento, bueno o malo, han contribuido en lo que hoy te has convertido.

En un estudio del 2014, se le preguntó a 24,000 médicos de más de 25 especialidades acerca de los aspectos más gratificantes en sus trabajos.  Las principales respuestas fueron:

  • “Ser bueno en lo que hago”
  • “Encontrar respuestas y diagnósticos”
  • “Gratitud”
  • “Relación médico- paciente”
  • “Saber que hago del mundo un lugar mejor”

Éstas 5 razones principales se alinean con las respuestas de nuestros médicos colaboradores:

 “Disfruto de la tutoría y el asesoramiento y no hay mejor recompensa que encontrarme con un antiguo estudiante o residente, a veces incluso años después y verlos triunfar ". —Dr. José Manuel Ruiz

“Me encanta trabajar con los pacientes tanto en mi práctica privada donde puedo darles seguimiento durante años, así como en el hospital, donde la gente está gravemente enferma y puedes ser capaz de tener un impacto en el pronóstico de la enfermedad.” —Dr. Mauricio Ruiz

Es posible transformar los días difíciles enfocándonos en el impacto que logramos tener en la vida de nuestros pacientes así como en los momentos gratificantes que la carrera ha dejado en el camino. ¡Comparte tus razones para amar medicina con nostros en Instagram, Twitter y Facebook!  

Close

50% Complete

Two Step

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua.